Mi master en Tipografía Avanzada · My master’s degree in Advanced Typography

🇪🇸 Como estamos ya acabando el curso escolar, voy a contaros cómo ha ido el mío. En septiembre me mudé a Barcelona para estudiar un master en la escuela Eina. Hacía un par de años que terminé Bellas Artes y había estado trabajando, pero seguía sin tener una especialidad (cuando los alumnos de Bellas Artes acabamos la carrera solemos ser aprendices de todo y maestros de nada). Así que decidí estudiar tipografía. ¿Por qué? Bueno, digamos que el diseño gráfico per se no es una disciplina que me apasione especialmente y que quería ahondar en los orígenes. El oficio del diseño gráfico depende de la tipografía, por lo que me pareció un enfoque interesante y ventajoso. Por otro lado, tenía un deseo latente por conocer mejor la estructura de las letras. El lettering y la caligrafía siempre me llamaron la atención; mi padre siempre escribe con pluma y cuida mucho su letra, también ha contado con juegos de plumines y otras herramientas, y en ocasiones escribe textos muy cuidados sobre papel de pergamino. Mi problema era que intentaba dibujar una letra y… Quedaba horrible. Pensé que sería una buena ocasión para salir de mi zona de confort (el dibujo y la pintura) y potenciar mis habilidades como ilustradora.

Los primeros meses fueron como un regalo, casi todas las semanas teníamos clase de caligrafía, entre herramientas, tintas, pinturas y soportes. Además el maestro, Keith Adams, es un hombre totalmente entregado a la materia y a sus alumnos, por lo que se hacía mucho más de disfrutar. Luego estaba la asignatura que para mí fue la negra, arquitectura de la letra. Consistía en desarrollar una tipografía de principio a fin, desde el papel hasta su uso en el ordenador. No fue mi mejor trabajo, de hecho suspendí, pero eso me ayudó a seguir observando todos los detalles que envuelven las letras y a desarrollar un ojo más crítico. La segunda mitad consistió en maquetación de textos con imágenes (para prensa, libros de numerosos ámbitos, revistas…).

Como todo, ha habido luces y sombras. Pero lo cierto es que estoy bastante satisfecha con lo aprendido, y me ha dado toda la confianza que necesitaba para poder usar letras en mi trabajo. Y ahora puedo explicarles a mis amigos cosas interesantes sobre las letras, como que la letra “t” no es ascendente 😉

 

🇬🇧 Now we’re finishing the academic course, I’m going to relate mine. Last September I moved to Barcelona to study a master’s degree in Eina School. Two years ago I finished my degree in Fine Arts and I’ve been working, but I still didn’t have a speciality (when students of Fine Arts finish our degree we are learners of everything and masters of nothing). So I decided to study typography. Why? Well, graphic design doesn’t passionate me very much, but I wanted to know their origins. Graphic design needs the typography, and I saw it like an advantage. In the other hand, I had a latent desire for the structure of the letters. Lettering and calligraphy always took my attention; my father usually writes with a pen and takes care of his hand letter, and he also has an amount of calligraphy supplies and sometimes he writes fine texts on parchment. My problem was that anytime I wanted to draw a letter… It looked horrible. So I thought it would be a good chance to get out from my comfort zone (mostly drawing and painting) and improve my skills as an illustrator.

First months in class were like a present, we had calligraphy almost every week, among supplies, inks, paints and canvases. The professor, Keith Adams, is a passionate man in the matter and his students, and this made enjoyable lessons. There was also the subject which was the hardest for me, architecture of the letter. We had to make a typography from the origin to it last objective on the computer. It wasn’t my best work, in fact I failed, but that helped me to keep seeking all the details in the letters and to develop a better critic eye. The second half was about building pages with text and images (for the press, any kind of book, magazines…).

There have been lights and shadows. But actually I’m glad and satisfied, and I gained all the confidence I needed for use the letters in my daily work. And now I can explain interesting facts about the letters to my friends, like the one of the “t” is not an ascendent letter 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *